4 de junio de 2011

Cupcakes de limón con frosting de merengue.

                     Hoy les presento unos muffins de limón, con decoraciones varias.
   Un poco de historia:  Una cupcake (literalmente pastel de taza), también conocida como fairy cake o taza de pastel, es una pequeña tarta para una persona, frecuentemente cocinada en un molde similar al empleado para hacer magdalenas o muffins. Es una receta de origen estadounidense, e incluye añadidos como glaseado y virutas.
El alimento surge en el siglo XIX. Antes de que surgieran los moldes para hacer muffins, solían hacerse en tazones, cazuelas de barro o ramequines, siendo este el significado de su nombre en inglés (cup y cake). También existe otro origen para su nombre, derivado de la forma de medir los ingredientes empleados para su elaboración. (wikipedia)


  Los muffins y las magdalenas son muy versátiles, pues admiten gran cantidad de sabores y también son muy fáciles de hacer. Hice éstos de limón, muy clásicos, pero con variaciones en  la decoración, aunque la base es el merengue. Y aquí va la receta:

  Ingredientes:  
- 150 gr. de harina
- 150 gr. de azúcar
- 125 gr. de mantequilla pomada o derretida (manteca)
- 4 huevos
- ralladura de 1 limón

  Preparación:
  En un bol, batir el azúcar junto con los huevos hasta obtener un punto letra.. Luego agregar la mantequilla, la ralladura de limón y por último la harina. Mezclar todo. Rellenar las cápsulas (sólo las 3/4 partes) y llevar a horno 180 ºC, unos 15-20 min. (depende del horno). Rinde unos 12 muffins.




  Una vez fríos se pueden decorar. Para ello, ésta vez hice un frosting de merengue italiano:
  
Ingredientes:
 -250 gr. de azúcar
 - 70 cm3 de agua
 - 3 claras ( mejor pasteurizadas )
 - 1/2 cdita. de CMC o cremor tártaro (opcional)


Preparación:
  Para realizar éste merengue hay que colocar el azúcar y el agua en un recipiente y hervir todo, hasta que el almíbar tome punto de hilo (1). En éste momento debemos comenzar a batir las claras. Cuando el almíbar llegue a punto bolita (2), verter lentamente sobre las claras, sin dejar de batir hasta obtener un merengue firme. A mitad del batido se puede agregar el CMC para darle mayor consistencia, pero no es indispensable. También luego podemos agregar el color que deseemos; en mi caso, dividí el merengue en 2 y a una parte le agregué colorante Rose (de Wilton).
  
(1) Punto de hilo: entre 2 dedos se forma un hilo que no se rompe (108 a 110º C)
(2) Punto bolita: al colocar en agua fría se forma una bolita (118 a 120º C). Fuente: Choly de Berreteaga.


   Ahora a colocar el merengue en una manga y a decorar!
  Una variante: florcitas de azúcar sobre el merengue. Ideales para regalar a una amiga, o para las niñas!   



  Otra opción: esparcir granas de colores ... (éstas son las que más les gustaron a mis peques ) 

                

Y aquí unos color rosa (que a las niñas les encanta! ), decorados con unas flores hechas con pasta de modelar y otras de azúcar.

 

Y eso es todo por ahora. Hasta otro dulce encuentro!. 





  
   

3 comentarios:

  1. Los de limón son uns de mis preferidos. Ideales para la hora del té.
    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Gracias Erika! La combinación del limón con el toque de merengue queda exquisita, (aunque si te digo la verdad, a mi los que más me gustan son los de chocolate! ). Saludos,
    Andrea.

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen mi blog. Gracias!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...