29 de junio de 2011

Pasta frola


  La pasta frola es un clásico en Argentina, una dulce tarta de membrillo que no puede faltar en las reuniones familiares o de amigos. Dicen que Julio Cortázar era un fanático de ella, y es que tiene ese toque ácido del membrillo que la hace muy particular ( y rica !). 
  La receta que les voy a enseñar, me la dio un día la abuela de mi marido, la abuela Ana (que como mi abuela, hacían pocas cosas dulces, pero todo lo que hacían les salía perfecto y delicioso). Así que aquí va mi homenaje a todas las abuelas, tan dedicadas ellas para con sus nietos.
  Llevo haciéndola hace años, y nunca me ha defraudado. Es muy fácil de hacer y no lleva mucho tiempo:

  Ingredientes:
-150 gr. de azúcar
- 1/2 kg. de harina
- 1 sobre de polvo para hornear
- 3 o 4 huevos (ésto depende del tamaño, yo por lo general uso 3)
- 200 gr. de mantequilla (a temperatura ambiente)
- 600 gr. de dulce de membrillo
- 1 pizca de sal
- escencia de vainilla , a gusto.

  Preparación:
  Primero mezclamos todos los ingredientes secos: azúcar, harina, sal, polvo para hornear. Hacemos un hueco en el centro de la mezcla y agregamos los huevos y la mantequilla. Integramos todo con una cuchara o espátula y luego tomamos con las manos para formar un bollo. Reservamos 1/4 de la masa aproximadamente (para las tiras de arriba) y colocamos el resto en una tartera (yo uso una grande de 28 cm. de diámetro), preferiblemente desmontable.

                          

  Aparte pisamos el membrillo con un tenedor, es mejor agregarle unas cucharaditas de agua caliente para facilitar el proceso (también se le puede agregar un poco de oporto, eso va en gustos). Luego lo colocamos sobre la masa de tarta.


  Con la masa que tenemos reservada, amasamos y cortamos tiras de diferentes tamaños para hacer la parte superior, nos tiene que quedar un enrejado.


  
  En el borde colocamos también una tira, para mejorar la presentación. Y el último toque es pintar la masa con leche o con huevo. Luego llevamos a horno (pre-calentado) a 180 º, unos 30-35 minutos, hasta que la masa quede bien dorada.


  Y ya la ven, la dejé al lado de un mate (aunque debo confesar que no tomo... soy una argentina europeizada me dicen en mi familia...), pero pruébenla con lo que más les guste, un café, un té... y después me cuentan. 
  Un abrazo grande para todos y gracias por estar ahí!


  

3 comentarios:

  1. Hola Andrea, gracias por pasarte por mi blog y así darme a conocer el tuyo y todas las cositas ricas que preparas!!!
    Seguidora desde ya!

    Mil besos

    ResponderEliminar
  2. Pues sí! La pastafrola es un clásico de argentina! Maravillosa!

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen mi blog. Gracias!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...